sábado, 3 de marzo de 2012

La Villa de los Misterios


La Villa de los misterios es una ruina de una villa romana situada a 800 metros al noroeste de Pompeya, a 200 metros de la puerta de Herculano. Se puede acceder a ella desde Pompeya, por una carretera con monumentos funerarios a ambos lados, lo que se conoce como una necrópolis. Está considerada una villa suburbana, relacionada con Pompeya pero a las afueras de esta.

La Villa de los misterios, a pesar de haber sido cubierta por metros de ceniza y otros materiales de la erupción del Vesubio solo sufrió pequeños daños, y la mayoria de sus techos, frescos y paredes se mantienen intactos hoy en día. Se construyó en la primera mitad del S.II antes de Cristo y se remodeló y amplió en numerosas ocasiones.

Actualmente, es una construcción de cuatro lados que se encuentra circundada por una terraza panorámica.

Tras el terremoto del año 62, la Villa cambió de propietarios y también de usos. Pasó a ser un establecimiento agrícola, dejando al lado la función de vivienda señorial.

La propiedad de la Villa es desconocida, pero tras muchas investigaciones se han encontrado pruebas que ayudan a disipar las dudas. Por ejemplo se ha encontrado un sello de bronce que relaciona la Villa con la poderosa familia Istacidii. También, la presencia de una estatua de la mujer de Augusto ha hecho pensar que ella fuera la propietaria. La villa de los misterios es actualmente uno de los yacimientos más impotrantes de la historia.

En la villa se encontró en una excavación arqueológica una prensa para hacer vino, cosa curiosa ya que en las casas de la gente rica no era habitual encontrar zonas para la producción de vino, aceite y otros productos agrícolas, por lo que es un ejemplo de una vivienda de lujo unida a una explotación agropecuaria.

Esta villa recibe el nombre de “Villa de los Misterios” por las pinturas en una de sus habitaciones. El tema de dichas pinturas es la controversia, pero se suele interpretar como una mujer iniciándose en un culto especial a Dionisio.

En este lugar también se hallaron huecos de cuerpos como los de Pompeya, que se rellenaron de yeso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada